El derecho de autor es un conjunto de normas jurídicas y principios que afirman los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores, por el simple hecho de la creación de una obra literaria, artística, musical, científica o didáctica, esté publicada o inédita.

Consiste en el poder jurídico que le corresponde a los autores para ejercer derechos de naturaleza moral y patrimonial respecto de sus creaciones.

Características de la Protección

• Obras de creación original

• Independientemente del destino, mérito o forma de expresión

• Susceptibles de ser divulgadas o reproducidas

• Protección no subordinada al cumplimiento de alguna formalidad

• Abreviaturas D.R. y símbolo ©

El Derecho de Autor es el reconocimiento que hace el Estado a favor de todo creador de obras literarias y artísticas, previstas en el artículo 13 de la Ley Federal del Derecho de Autor (LFDA), en virtud del cual otorga su protección para que el Autor goce de prerrogativas y privilegios exclusivos de carácter personal y patrimonial. Los primeros integran el llamado Derecho Moral y los segundos el Derecho Patrimonial.

¿Quién puede ejecutar una obra protegida por el Derecho de Autor?
Es el acto principal, respecto de creaciones literarias y artísticas, que sólo puede ser ejecutado por el autor o bajo su consentimiento. El acto puede ser la producción de copias de una obra literaria o artística, como un libro, una pintura, una escultura, una fotografía, una película, etc.

¿Qué protegen los Derechos de Autor?
Protege creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas en cualquier medio, tales como libros, escritos, composiciones musicales, obras dramáticas, coreografías, obras audiovisuales, esculturas, obras pictóricas, planos, maquetas, mapas, fotografías, programas de cómputo y bases de datos. También protege las interpretaciones artísticas, los fonogramas, las grabaciones audiovisuales y las emisiones de radiodifusión.

¿Qué se excluye de la protección de los Derechos de Autor?
Las ideas, los procedimientos, los métodos de operación o los conceptos matemáticos en sí. También se excluyen disposiciones legales o reglamentarias, sus proyectos, resoluciones de los órganos jurisdiccionales y actos de los organismos públicos, así como traducciones de estos textos.