La Concamin había impuesto un amparo en contra de la NOM-051, lo que suspendía provisionalmente la norma de etiquetado de alimentos.