El 27 de marzo se publicó el Proyecto de Modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, misma que irá entrando en vigor por fases. El objeto de la modificación de la NOM es establecer la información comercial y

sanitaria que debe contener el etiquetado del producto pre envasado de fabricación nacional o extranjera, comercializado en México, así como determinar las características de dicha información y establecer un sistema de etiquetado frontal para la población en general, para informar al consumidor sobre el contenido de nutrimentos críticos que representen riesgos para su salud en un consumo excesivo.

Esta NOM no aplica a alimentos y bebidas no alcohólicas pre envasados que estén sujetos a disposiciones de información comercial y sanitaria contenidas en NOM’s específicas, así como a los que se encuentren a granel, ni a los envasados en punto de venta.

Algunos de los rubros más polémicos sobre los que la NOM trata son:

• La NOM crea un esquema de sellos que se colocarán en los productos que rebasen ciertos parámetros de nutrimentos críticos: Calorías, azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio

• Se obliga advertir sobre el uso de edulcorantes y cafeína, disuadiendo el consumo en niños-

• Toda la información de la tabla nutrimental de los productos se estandariza en 100g

• Los productos que contengan algún sello no podrán ostentar personajes, dibujos animados,

mascotas, celebridades, juegos visual espaciales o descargas electrónicas.

Su aprobación y aplicación encuentran diversas inconsistencias que vulneran

tanto a empresas como al consumidor, entre otras se señala:

• La NOM resulta ser más restrictiva de lo necesario para alcanzar su objetivo legítimo,

perjudicando al comercio y la competencia económica.

• La NOM no se encuentra basada en evidencia científica robusta, lo que la vuelve impositiva de

forma injustificada.

• No se consideran estándares internacionales desde el punto de vista técnico nutrimental

Sumado a lo anterior, esto confundirá aún más al consumidor, por lo siguiente:

• Los sellos están calculados por cada 100 gramos de producto, ignorando las porciones realmente consumidas

• No reconoce el tamaño de las porciones, es decir, se colocan por igual si viene en un empaque chico, mediano o grande

• No diferencia entre productos diferenciados: el sello se coloca por igual en productos de una misma variedad, aunque sus formulaciones sean diferentes y tengan diferentes contenidos nutrimentales

• Penaliza contenidos poco significativos de calorías y desincentiva las reformulaciones

La verificación y vigilancia de la NOM – 051 se llevará a cabo por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

En LANZO CONSULTORES te podemos brindar la asesoría necesaria para entender las posibles afectaciones que pudiera tener tu empresa, así como la posibilidad de preparar un Amparo en contra de la Norma.Párrafo nuevo