Rodrigo Langarica • Jun 03, 2020

En un mundo cada día más globalizado, en el cual hacer negocios a nivel

internacional, es ya una constante para la gran mayoría de las corporaciones en el mundo, haciendo prioritario contar con un buen nivel de protección de las marcas.

Una marca, es un signo que, sirve para identificar un negocio, servicio o 

producto, y que lleva implícito el reconocimiento de una serie de valores que, en ocasiones,llegan a suponer un alto valor adicional. Esto lo conocemos como el valor intangible de la empresa.

De ahí la necesidad de protegerla, no sólo para proteger nuestro negocio en el ámbito de nuestra operación diaria, sino para evitar el uso indebido e 

ilegítimo que cualquier tercero pudiera hacer de ella. Puedo afirmar que el registro de la marca opera en una doble vertiente. La primera es la  exclusividad, que significa que sólo su titular puede usarla.

La segunda vertiente es de exclusión, que significa que ningún tercero no

autorizado podrá utilizarla, SIN MI CONSENTIMIENTO.

Algunas personas tienen la idea de que es suficiente con tener la razón social del negocio inscrita, siendo ésta el nombre de una de las marcas principales del, pero que tal, no se haya protegido en la Oficina de Marcas, de cualquier país. Lo anterior, es de suma importancia, para poder hacer valida esa doble vertiente que menciono en párrafos precedentes.

El hecho de que tengamos la marca debidamente registrada, no significa que algún tercero, mal intencionado, la ocupe de forma indebida, pero con base en el registro o registros que tengamos ante la Oficina de Marcas, tendremos el derecho de hacer uso de todos los mecanismos de protección que la legislación en la materia nos brinda, lo cual en el caso de México se trata de un cuerpo legal sólido, que en estos momentos está en discusión en el Senado de la República, a fin de dotar de mayores y mejores atribuciones a las Autoridades.

Tan simple como tener nuestras marcas debidamente protegidas, para estar

legitimados para exigir a cualquier tercero no autorizado el cese inmediato en el uso de nuestras marcas, exigiéndole una indemnización en caso de que persista en dicho uso. 

¿Es fácil o difícil registrar mi marca?

Para que una marca sea registrada no debe ser similar a otra; es decir, tiene que

ser distinta y no debe caer en las excepciones para el registro, definidas en la ley

de la Propiedad Industrial. Antes de presentar una solicitud de registro, en LANZO CONSUTORES te recomendamos realizar una búsqueda de antecedentes, para conocer las posibilidades de éxito o de fracaso del nombre que deseas proteger.

El registro de la marca cubre los primeros 10 años de protección. Los efectos de del registro de marca son territoriales; es decir, se protege en el país donde fue solicitada y registrada. Si te interesa proteger tu marca en diferentes países,

puedes contratar nuestros servicios, para facilitarte la mejor vía de acción en tu Registro Internacional de Marca. 

En México, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) es el organismo facultado para realizar el registro de una Marca. Obtener en México un registro de propiedad intelectual (incluyendo el registro de una marca) es cada vez más fácil, sin embargo, recomendamos acudir a un asesor o consultoría especializada en el proceso, para que te guíe indicándote cuál es la figura o la forma de registro que corresponde a tu servicio, a tu producto, a tu imagen, incluso a tu invento.

Te dejamos una guía rápida y útil para comenzar:

– El primer paso es realizar una búsqueda. Si ni sabes cómo realizarla, en LANZO CONSULTORES podemos apoyarte con esta gestión.

– Puedes iniciar el proceso con el llenado del formulario de signos distintivos (marcas), para realizar el registro en línea. En LANZO también te apoyamos con este primer paso real de protección de tu marca.

– En este documento se indica quién registra la marca, domicilio, teléfono y otros datos generales, así como los productos o los servicios a distinguir. También debes especificar si has usado antes la marca o no.

– Si ya solicitaste el registro en otro país y quieres que se reconozca la fecha legal extranjera, sólo tienes seis meses para solicitarla en México.

¿Cuánto cuesta registrar una marca en México?

Por los derechos que pagas al IMPI, para que reciba, estudie y resuelva tu marca,

es la cantidad de $ 2,813.77. Como ya lo leíste, este pago cubre DIEZ AÑOS de

vigencia de tu marca.

Lic. Rodrigo Langarica D.

Junio 2, 2020.

CONTACTO:

Tels.- (81( 13565400 al 03

www.lanzo.com.mx

rodrigo@lanzo.com.mx

alberto@lanzo.com.mx

laura@lanzo.com.mx