¿Qué y cómo proteger?
Muchos emprendedores, al fundar alguna empresa, normalmente se enfocan en objetivos de mediano y de largo plazo. Muchas veces, no conocen o dejan de lado las tácticas para planear la preparación y la defensa de la parte medular de su innovación.

El arranque de la Start up
Al iniciar, una nueva start up debe enfrentar y manejar asuntos de diversa índole. Dentro de estos, es esencial el encontrar su plan de negocio, hallar el método ideal obtener provechos de la inversión que hagan en propiedad intelectual e industrial. 

Aquí surgen varios cuestionamientos para los dueños de la start up, ¿será nuestra empresa nacional o también internacional? Esto es relevante, ya que los Autoridades para proteger nuestros derechos son diversos. En este rubro, en temas de Propiedad Intelectual y de Propiedad Industrial, hay infinidad de tratados internacionales, así como estrategias personalizadas, para defender y registrar las mejoras, los avances, los signos, etc., propiedad de la nueva empresa.Son varios los temas, que los emprendedores, al interior de una start up, deben considerar. Uno es lo relativo a su marca, cómo y en dónde protegerla, ¿el nombre y/o razón social de su negocio es protegible?, ¿qué sucede con los secretos empresariales o industriales, con los diseños industriales y con las patentes)

No pueden dejar de lado lo relativo a la protección del dominio de Internet o la protección de datos.

Abordaré de forma sencilla lo hasta aquí señalado, a más detalle.

Los Signos Distintivos
Dentro de estos, encontramos a la marca, los avisos comerciales, entre otros. Por lo que hace al signo más conocido, la marca, sin temor a equivocarme, es quizá el más, o uno de los activos intangibles más importantes. En México, la Ley no nos obliga a registrar los signos distintivos con los que una persona o empresa es conocida en el mercado. Sin embargo, si recomienda proteger la marca, pues será sólo a través del registro marcario, que el titular tendrá el USO EXCLUSIVO sobre el mismo.

¿Qué significa esta exclusividad?
Es la facultad que tiene su titular de prohibir a terceros su utilización para productos o servicios similares o idénticos, que se comercialicen en el mercado. 

Desde el punto de vista económico y el psicológico, encontramos otros beneficios que el titular de un registro de marca obtiene, uno de los más importantes, es la IDENTIFICACIÓN que los clientes harán de un negocio, por un producto o un servicio identificado con una marca determinada.
Económicamente, es importante que entendamos que el registro de las marcas implica la generación de un activo con valor patrimonial. 
Desde agosto de 2018, la ley mexicana contempla no sólo el registro de marcas Tradicionales, como son una palabra, un diseño, la combinación de ambas, entre otras; sino que, a partir de esa época, integró las marcas NO TRADICIONALES, como son los olores, los sonidos, los hologramas, entre otros.

Trámite de Registro 
En México, de acuerdo a la Ley, cualquier persona, puede solicitar el registro de una marca, de forma física u online, ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). 

La vigencia del registro será de 10 años, pudiendo renovarse, por periodos similares. Realizando este trámite ante el IMPI, la start up podrá solicitar el auxilio de la autoridad mexicana, en caso de que un tercero haga uso indebido del signo registrado. 

Denominación o razón social
Desde agosto de 2018, en México, es viable registrar como marca, la denominación o razón social de una empresa, más allá de que ésta se registre ante el Registro Público. 

Secretos
Los secretos empresariales, al igual que las marcas y las patentes, constituyen activos de gran valor para una empresa. Los secretos empresariales abarcan todos los procesos que una empresa puede tener para el buen desarrollo del negocio.

Podemos dividir los secretos empresariales en dos grupos. El primero los secretos industriales que son los que se refieren a todo los relativo a la producción y fabricación de los productos, sus métodos o procesos de producción. En términos simples, los secretos industriales se refieren a los secretos sobre la producción y fabricación de los productos previo a su comercialización.

El segundo, puede considerarse como secretos comerciales que son los que tienen relación con la forma de comercialización y distribución de los productos una vez estos han sido fabricados, es decir, los secretos comerciales se refieren a todo lo relativo a la post producción, que sirve para la debida colocación del producto o servicio en el mercado.

En la más de las veces, los secretos son, para la mayoría de las start up, los activos intangibles más valiosos y en los que a menudo apoyan el negocio. Por esto, el titular de esta información debe adoptar todas las medidas de seguridad necesarias para protegerlo. 

Es importante que tengas claro que el secreto no es una figura que pueda registrarse formalmente ante una autoridad, por lo que es forzoso que sea la misma organización la que establezca una política de seguridad en el tratamiento de la información secreta y quien defina los procedimientos para identificarla y mantenerla confidencial. 

Patentes
Cuando la naturaleza del negocio es desarrollar nuevos procesos y/o productos, lo recomendable es protegerlos a través de patentes y de modelos de utilidad. 

Mediante una Patente, su titular, obtiene un derecho exclusivo de explotar una invención, por los próximos 20 años que tiene de vigencia, esto significa que la nueva forma de hacer algo, o la nueva solución técnica para un problema, sólo la podrá realizar el titular de dicha Patente.

¿De qué forma puede el titular de una patente, generar ingresos por la explotación de la misma?
La regla que mayor beneficio otorga a la innovación ya patentada es la de autorizar el uso de dicha tecnología mediante la firma de licencias.
Otra opción, es la venta de la Patente, caso en el cual, el titular cede todos los derechos de propiedad o explotación a cambio del pago de una cantidad fija. 

Actividad online
Cuando la start up va a desarrollar sus actividades, mayoritariamente a través de Internet, mi opinión es que la parte jurídica y contractual tiene un peso mucho mayor del que ya tiene el negocio tradicional offline. Derivado de esto, es necesario que la start up construya sus relaciones, con todos los agentes y/o terceros que intervengan en su modelo de negocio, mediante la firma de los Contratos que le den seguridad, certeza y viabilidad al negocio.

En México, el ciberconsumidor está protegido cuando realiza compras por internet, puesto que la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) contiene disposiciones generales sobre comercio electrónico, pero aún hace falta para el Estado la implementación de la regulación fiscal existente.
No podemos dejar de lado, qué tipo de información debemos incluir en el aviso de privacidad, así como establecer las condiciones generales de contratación. 

Dominio de internet 
Así como debemos tener cuidado e interés en el registro de la marca o en patentar las invenciones que se generen a favor de la start up, ya hoy día es de igual relevancia tener y preservar el nombre de dominio, puesto que éste es la puerta de entrada de los clientes, por lo que debemos ser cuidadosos al momento de tramitarlo. 

Aquí no es suficiente aventarnos a registrar el dominio de nuestra marca para una extensión, como podría ser la ‘.com.mx’, sino que hay que tener en cuenta otras extensiones de dominio que puedan ser interesantes, tomando en cuenta, si dentro de la start up, tenemos planes de internacionalización, pero también sobre la base de la propia naturaleza del negocio.

Una estrategia combinada de protección, es tramitar el registro del Nombre de Dominio ante el ente privado respectivo, y al mismo tiempo, registrar el dominio como marca, así de esta manera la start up podrá impedir que terceros utilicen direcciones web similares. Además, la zona geográfica en la que esté registrado determinará igualmente el grado de protección del dominio de Internet. 

Protección de datos
Aquí entramos a un tema complicado, la protección de datos. Es importante que dentro de la start up, tengan certeza y claridad de cómo deben de cumplir el deber de informar al titular de los datos, así como cuál será la base legitimadora en la que el tratamiento de dichos datos debe de apoyarse.

La Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (LFPDPPP), tiene por objeto la protección de los datos personales en posesión de los particulares, con la finalidad de regular su tratamiento legítimo, controlado e informado, a efecto de garantizar la privacidad y el derecho a la autodeterminación informativa de las personas.

Dentro de la citada ley, se establece de qué forma se debe dar el tratamiento de datos, así como que dicho tratamiento requiere un Encargado al interior de la Start up, ordenándose también, el tratamiento y la transferencia, que se podrá hacer o no de los datos que se manejen.

Lic. Rodrigo Langarica D