ACCIONES PARA PROTEGER LA PROPIEDAD INDUSTRIAL

La represión de ilícitos en materia de Propiedad Industrial

La defensa y observancia de los derechos de propiedad industrial puede darse, a través de acciones penales, civiles y administrativas. Estos mecanismos de defensa son distintos entre sí, buscando proteger la propiedad industrial desde ángulos distintos. Las diferencias son por cuanto a:

a).- La autoridad que impone o aplica la sanción. De acuerdo con esto, tenemos autoridades penales, civiles y administrativas.

b).- La naturaleza de la acción en sí misma considerada: La administrativa, por cuanto al rompimiento del orden impuesto por las leyes en materia de administración pública y gobierno; la civil opera en contra del daño que se produce en la esfera de derechos de la persona en su patrimonio; y la penal atiende a conductas que atentan en contra del estado de derecho, con las características de típicas, antijurídicas, y culpables.

c).- Las características e importancia de la sanción: en donde la gravedad de la conducta representa el criterio rector.

De esta forma, en la acción administrativa se busca la corrección de la falta, se limita a la multa, clausura y arresto administrativo. La civil se encamina a la declaración de los daños y perjuicios perpetrados por la comisión de actos ilícitos. Finalmente, la acción penal es la de más alto rango, llegando hasta la privación de libertad, dado el hecho que reprime conductas punibles, por antijurídicas y culpables.

d).- El tipo de procedimiento del que la sanción emana: Aquí tenemos procedimientos de diversa naturaleza, siendo la Acción administrativa, uno muy sui generis, en el caso del de propiedad industrial, por sus características y cualidades únicas, diferentes, aun respecto de otros en materia de administración pública. También hay acciones civiles y penales.

Características de la acción penal civil y administrativa de la propiedad industrial.

  • Penal. Reprime la conducta contraria al orden social bajo la noción de tipicidad, antijuridicidad, y culpabilidad. Observa pues la violación del derecho de propiedad industrial como una conducta contraria, no sólo a la esfera de la víctima, sino del orden social, por lo que debe castigarse con una sanción penal.
  • Civil. Reprime la conducta como acto ilícito que produce daño o perjuicio de índole patrimonial al titular de derechos.
  • Administrativa. Reprime las faltas al sistema de administración pública.

¿Qué ley protege los delitos contra la propiedad industrial?

La tipificación de los delitos contra la propiedad industrial y sus penas, así como las normas de observancia de los derechos de propiedad Industrial, se encuentran señaladas en la Ley de la Propiedad Industrial, así como en la nueva Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, que desde el próximo 5 de noviembre de 2020 vendrá a abrogar a aquélla. También encontramos delitos dentro del Código Penal Federal.

El objetivo de todo gobierno, incluyendo el mexicano, es que los industriales, los prestadores de servicios, los comerciantes, utilicen el sistema de propiedad industrial como un elemento de protección legal en la distinción y perfeccionamiento de sus bienes y servicios.

Delitos contra la propiedad intelectual más comunes

La falsificación y la piratería son los dos grandes delitos contra la Propiedad Intelectual. La falsificación es la deliberada violación de un derecho de propiedad industrial, esto es en contra de una marca comercial, y la piratería es la deliberada infracción en contra de un derecho de propiedad intelectual o derecho de autor. En ambos casos se trata de infracciones que implican el uso o la copia de una marca comercial o de material protegido por derechos de autor sin autorización de sus propietarios.

El pasado 1º de julio de 2020, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial (LFPPI), misma que abroga la actual Ley de la Propiedad Industrial. Comenzará a aplicarse en México el próximo jueves 5 de noviembre del año en curso.

Esta ley fue implementada en el marco del T – MEC que México firmó con Canadá y Estados Unidos de América. Dentro del tema que se aborda en este artículo, la LFPPI contiene un capítulo para definir las infracciones administrativas y otro que tipifica los delitos en la materia.

Un objetivo de esta nueva Ley, es incrementar la protección de la propiedad intelectual, con la intención de estimular la inversión en México. La actividad de crear, a nivel cultural (música, videos, obras literarias, etc.) o a nivel industrial (patentes, secretos industriales, marcas, etc.) requiere protecciones novedosas, considerando los avances tecnológicos, pero sobre todo, el acecho de la delincuencia, la cual obrando ilícitamente, produce y distribuye productos infractores.

Las organizaciones criminales más poderosas, han encontrado que el comercio ilícito de falsificaciones de productos, se ha convertido en un negocio muy lucrativo. “La operación Pangea, coordinada por INTERPOL, es una arraigada iniciativa internacional destinada a desbaratar la venta en línea de productos sanitarios falsificados e ilícitos. Pero con esta iniciativa se pretende también concienciar al público sobre los riesgos asociados a la compra de medicamentos en sitios web no regulados.

Desde su puesta en marcha en 2008, esta operación ha permitido retirar de la circulación más de 105 millones de unidades (píldoras, ampollas, sobres, botes, etc.) y practicar más de 3 000 detenciones.”[1]

Un resultado tangible de esta Operación PANGEA, es que se han encontrado, relacionados con la pandemia COVID – 19, más de dos mil sitios en la red, que realizan publicidad de dispositivos médicos, vinculados con aquélla.

De este estudio, podemos deducir no sólo algunos de los principales productos farmacéuticos o empleados por médicos, que son falsos, sino también la nula consideración por la vida y salud de las personas, no sólo en una situación ordinaria, sino en una extraordinaria, como la que en el mundo vivimos desde fines de diciembre de 2019.

Si bien es cierto que los avances tecnológicos en la era digital, han venido a facilitar y hacer mejor la vida de miles de millones de seres humanos, también ha propiciado que, el uso de la red global de comunicaciones, se distribuyan con rapidez inmediata, alrededor de todo el mundo, productos piratas, con lo cual, la violación a los derechos de Propiedad Intelectual ha crecido de igual forma.

Hoy día, con un simple click de nuestra parte, desde nuestra computadora podemos comprar libros digitales, películas, software, entre otros productos, en muchos de los casos sin el debido permiso del titular de los derechos de Propiedad Intelectual, lo cual se transforma en pérdidas de millones de dólares, impactando en el desarrollo y progreso económico.

Imaginen ustedes a un Inventor, que con tristeza y enojo deja de percibir la ganancia económica que por ley le corresponde, seguramente se va a desalentar, lo cual propiciará que él o algunos socios capitalistas, dejen de aportar recursos económicos adicionales, lo cual detendrá el trabajo Innovador.

Es conocido que México es paraíso de la piratería, con un consumo de productos falsificados, que no se ha podido detener. Esta materia de dar certeza jurídica a los titulares de los derechos de Propiedad Intelectual, para así hacer que vengan más inversiones, ha estado pendiente por ser resuelta y atendida por diversos gobiernos federales, los cuales, sin importar la filiación política, no han logrado combatir de forma adecuada. Cuando se dé un combate inteligente a la piratería en México, se darán en automático nuevas y mejores inversiones económicas, así como se mejorará la protección de la PI, lo cual generará que en el país consigamos un mejor nivel de desarrollo económico e intelectual.

Con la nueva Ley, se debe dar una mejor coordinación entre las autoridades competentes, a fin de efectivamente sancionar las infracciones administrativas e investigar de forma adecuada los delitos en la materia. De igual forma, se debe identificar que es complejo tipificar algunas infracciones y delitos. Esto último, en total apego al Principio de Legalidad, contemplado en nuestra legislación, obliga a acreditar de forma adecuada los elementos de las acciones, siendo esto el éxito o el fracaso de la aplicación efectiva de las sanciones.

En caso de tener dudas y/o preguntas sobre el contenido de este documento y de las leyes aquí referidas, no dude en contactar a nuestro equipo experto en temas de propiedad intelectual, quien podrá ayudarle: 

            rodrigo@lanzo.com.mx      Rodrigo Langarica D.

            antonio@lanzo.com.mx     Juan Antonio Rodríguez G.

            alberto@lanzo.com.mx      José Alberto Chapa R.

            www.lanzo.com.mx                                    T.- (81) 13 56 54 00

                                                                                         (81) 13 56 54 01

                                                                                        (81) 13 56 54 02

                                                                                        (81) 13 56 54 03